¿QUE TIEMPO LE DEDICAS A DIOS? COMO ALIMENTARNOS ESPIRITUALMENTE

Compartir


Salmo 90:14
“De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.”

Era la costumbre de mis abuelos comer 4 veces en el día. El desayuno era muchas veces, y debido al trabajo físico intenso, el más “abundante”. Recuerdo haber oído alguna vez, que este incluía carne, pan, menestras, leche, mantequilla. Luego venía el almuerzo, algo bastante consistente también. A las 5 de la tarde era la hora del  “lonche”, generalmente un par de panes con una taza de té, o leche. Y en la noche la cena familiar, algo ligero para poder dormir sin pesadumbre.

Hoy, los médicos afirman, que el desayuno debería ser la comida principal. Que jamás deberíamos de dejar de tomarlo, porque nos espera un día arduo de trabajo y se necesitan muchas calorías para enfrentar el desgaste físico. En cambio la cena, debería ser algo muy ligero.

Sin embargo, la mayoría de personas, de desayuno toman una taza de café, en el almuerzo un sándwich (a  la carrera, porque solo tienen 45 minutos para almorzar), y en la cena es cuando se desquitan. Todo al revés.


porque siempre debemos darle lo mejor a Dios


Pues esto es una gran ilustración de lo que pasa con la fe.

Este pasaje nos dice: “De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.”

Es como un llamado a “desayunar hasta la saciedad, la misericordia de Dios, para tener el ánimo de cantar y alegrarse todo el día en el Señor”  Es como decir: “Me levanto, voy a llenarme, saturarme, empaparme de la misericordia de Dios, y así mi corazón va a estar listo todo el día para disfrutar y expresar cantos de alegría a mi Dios”

¿Cómo lo hago?  Teniendo disciplinadamente un tiempo a sola con Dios, cada mañana, en donde puedo cantarle, orar, presentarle los planes del día, y escuchar su voz por medio de su palabra.  Y si me es difícil levantarme temprano, pues debo acostarme antes. Lo cierto es empezar el día así, es empezar con el pié derecho.  Es colocar a los ángeles de Dios enviados para cuidarme, acompañarme, en posición de “atención”, es “alinear mi voluntad con la voluntad de Dios”, es “llenar el tanque de gasolina” antes de empezar a manejar.

Si Ud.  repite esta costumbre durante 40 días, entonces se convertirá en norma y parte de su vida cotidiana.

No cometa el error de darle a Dios los “restos” de su día.  No piense en tomar las riendas de su vida desde la mañana, y al final de la jornada, agotado, cansado, con sueño tratar de acercarse a Dios, y decirle: “Toma, Señor, lo que queda de mi”

“De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.”

Dios les bendiga

Ps. Carl Hardmeier

Todas las respuestas que esperas de Dios, nuestro Padre Celestial, las encuentras en http://quequierediosquehaga.blogspot.com
Si quieres encontrar a Dios en Facebook visita : https://www.facebook.com/quequierediosquehaga 
y no olvides seguir a Dios en twitter @quequieredios

¿QUÉ HARÍAMOS SIN EL INTERNET HOY?

Compartir
porque estamos tan apegados al internet


Romanos 14:8
“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”

Recuerdo cuando durante las fechas de navidad, todos se preocupaban de comprar las tarjetas de felicitación y enviarlas con la debida anticipación para que estas llegaran a tiempo. Hoy los saludos se envían por Internet. Es más barato, mas rápido y mas sencillo.

Hace unos años, el día del cumpleaños, uno recibía tarjetas y llamadas telefónicas de felicitación. Esto fue cambiando con los teléfonos móviles, y los conocidos SMS, mensajes de texto enviados por el celular. Hoy, lo actual es: Facebook.

La tecnología es así. Nos impresiona, nos apresa,  invade cada área de nuestra vida. Satura nuestra forma de vivir, de conversar, de ver el mundo desde una perspectiva distinta.  La tecnología cambia tan rápido, pero nadie se preocupa de ello, dejamos que así sea porque se vuelve parte de nosotros mismos.

¿Qué haríamos hoy sin Internet, sin celular, y sin computadoras? Nuestros hijos no pueden imaginar un mundo así.  La tecnología es dueña y señora de nuestro andar diario. Se ha metido en cada pequeña parte de nuestra vida.

¿No debería ocurrir lo mismo con nuestra fe? ¿No debería ser nuestra fe el factor que controle nuestros pensamientos, conductas, y actitudes diarias?

La fe, como lo hace la tecnología, debería impresionarnos, apresarnos, invadirnos en todas las áreas de nuestra vida.  La fe debería ser los lentes a través del cual vemos el mundo. Esa fe que nos enseñó Jesús, que emana amor, paz, misericordia, bondad. Esa fe, donde Jesús es lo mas importante.

Y al hablar por teléfono con otros, nuestra fe controle cada palabra que sale de nuestra boca. Y cuando vamos por la calle y vemos una mujer guapa,  que nuestra fe controle nuestros pensamientos. Y cuando me siento a comer o ver una película, al manejar el auto, o viajar en tren, al discutir con mi esposa, o renegar con mis hijos, que siempre nuestra fe dirija mis expresiones, mi conducta, mi comportamiento.

Esa es la fe que necesitamos. No es una fe de domingo cuando voy a la iglesia, como una ropa que me pongo de vez en cuando, y luego la vuelvo a guardar en el cajón de la cómoda. Es una fe que ha invadido cada célula de mi ser, y cada minuto de mi vida.

¿Cómo hacerlo? Exactamente igual que lo hago con la tecnología, ríndase a Jesucristo y deje que Él sature todas las áreas de su vida.  No luche por el poder… déjelo a Él gobernar. Baje los brazos, y sométase a Jesús. Déjese invadir por el amor y el poder de Dios.

“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”

Bendiciones

Ps. Carl Hardmeier
--
Si quieres leer mas devocionales, o escuchar prédicas en audio, visita:
http://www.cristianos-en-suiza.com/#!devocionales/c8uq

Todas las respuestas que esperas de Dios, nuestro Padre Celestial, las encuentras en http://quequierediosquehaga.blogspot.com
Si quieres encontrar a Dios en Facebook visita : https://www.facebook.com/quequierediosquehaga 
y no olvides seguir a Dios en twitter @quequieredios



DIOS NO QUIERE QUE JUZGUEMOS

Compartir



En el libro del Génesis vemos que la serpiente convenció a Adán y Eva de pecar, sin embargo ninguno de los dos asumió su responsabilidad, esa es una tendencia del ser humano (Génesis 3: 1-13). El hombre es tentado a hacer algo que, en su corazón, él ya deseaba hacer.

En vez de reconocer su pecado Adan y Eva le echaron la culpa a otros de su desobediencia.

Pensar que todos, menos nosotros, somos responsables de lo que hacemos es una estrategia de Satanás. El arma más poderosa para derrotar al diablo es la confesión de pecado. Satanás habita en la oscuridad pero cuando reconocernos nuestro pecado lo ponemos en un lugar de luz.

DEBEMOS DEJAR QUE EL JUZGAR LE CORRESPONDE A DIOS

Cuando pecamos somos tentados a:

1. Justificar lo que hemos hecho.

2. Buscar un culpable: culpamos a Satanás, a otros, a Dios.

3. Juzgar: el pecado que cometemos es la consecuencia inevitable de nuestros juicios. Mateo 7:1-2 dice: “No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes”.

Sobre el juicio:

a. Podemos observar pero no juzgar, no podemos juzgar sin saber la motivación con que las otras personas actúan.

b. Cuando juzgamos salimos de la gracia, es como cavar nuestra propia tumba.

c. El juicio muestra lo que hay en nuestro corazón. Romanos 2:1: “Por tanto, no tienes excusa tú, quienquiera que seas, cuando juzgas a los demás, pues al juzgar a otros te condenas a ti mismo, ya que practicas las mismas cosas”.

4. El juicio es un bumerán. A menos que nos arrepintamos ese bumerán se va a devolver.

Predicación del 31 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson.
www.twitter.com/corsonandrew
#SuPresenciaenInternet

Todas las respuestas que esperas de Dios, nuestro Padre Celestial, las encuentras en http://quequierediosquehaga.blogspot.com
Si quieres encontrar a Dios en Facebook visita : https://www.facebook.com/quequierediosquehaga 
y no olvides seguir a Dios en twitter @quequieredios

Que quiere Dios que haga

Lo más leído de la semana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Que quiere Dios que haga